Gestión inteligente basada en una blockchain

 

Como intervienen los agentes de un proceso inteligente

Cualquier agente de un proceso inteligente puede intervenir directamente en la blockchain o cadena de bloques. Su intervención se traduce en la aportación de información, denominada transacción. La tecnología blockchain asegura que estas transacciones son inalterables, ordenadas en el tiempo, verificadas en base al consenso de la red y almacenados de forma distribuida y descentralizada.

Una transacción consiste en alguna o algunas de las siguientes pruebas ejecutadas sobre un documento o contrato:

Prueba de integridad

Es posible general un hash o cadena alfanumérica única para cualquier documento digital, mediante un algoritmo (por ejemplo, SHA256). Este algoritmo generará siempre el mismo hash a partir de cualquier copia digital no manipulada del documento. Cualquier alteración en el documento generará un hash diferente. El hash del documento original se incorpora en una transacción de la blockchain, por lo que este registro inalterable constituye una prueba de la integridad de su contenido.

Dado que esta prueba se refiere a cualquier documento digital, también se puede aplicar a una ubicación en la web, con el fin de garantizar la integridad de un link y de su contenido.

Prueba de existencia

Una prueba de integridad es a la vez una prueba de existencia, ya que cualquier transacción de la blockchain tiene una marca temporal inalterable. Sin embargo, una prueba de existencia no se encuentra necesariamente vinculada a un documento.

Prueba de identidad, propiedad o autoría

Cualquier transacción en la blockchain puede contener una prueba de la identidad del ordenante o de la propiedad o autoría de un documento.

Prueba de recepción

Esta prueba constituye una verificación inalterable de la recepción de un correo electrónico o cualquier otro canal digital de comunicación.

 

La custodia de los documentos

La eficiencia de una blockchain va ligada a la inmediatez de las transacciones. En consecuencia, la economía en la transferencia de la información es una cuestión clave, así como una estrategia de verificación consensuada proporcionada a cada tipo de transacción.

Por ello, el almacenamiento y custodia de los documentos se debe resolver de manera complementaria. La blockchain ofrece un sistema de verificación y control de la información, descentralizado e independiente de todos los agentes implicados. Pero no tendría que soportar el contenido exhaustivo de la información, sino únicamente la supervisión del cumplimiento de unas reglas de intercambio. La blockchain sería una especie de árbitro en el juego del flujo de la información.

Por otra parte, los agentes implicados en un proceso inteligente pueden ser múltiples y con intereses y condicionantes de partida muy diferentes. Sería inviable uniformizar recursos, bases de datos y objetivos de una manera eficaz. Además, la blockchain debe ser una plataforma flexible y versátil y debe aportar utilidad y eficacia a los procesos, sin apremio-en patrones incómodas o restrictivos.

En consecuencia, pensamos que la custodia y política de permisos de acceso debería ser responsabilidad de los agentes implicados. Se trata de un servicio que puede ofrecer una entidad pública o privada, o bien un particular, de manera gratuita o remunerada, según el caso, y sometida a las reglas de verificación y control de la blockchain.

 

La automatización de procesos

La tecnología blockchain permite también la automatización de procesos y rutinas. Por las mismas razones aducidas, pensamos que sólo deberían automaitzar aquellas rutinas que tienen el carácter de regla o instrucción procedimental.

 

El coste de la blockchain

Como es sabido, las transacciones de una blockchain son validadas por los nodos de una red distribuida, descentralizada e independiente. Esta tarea de verificación es conocida como minería y tiene una remuneración. El coste económico es asumido por los ordenantes de las transacciones, o bien por las entidades públicas o privadas interesadas en el mantenimiento de la blockchain.

Lógicamente, el coste depende de las comisiones estipuladas por cada blockchain, pero podría ser mínimo si la blockchain se configura a través de plataformas que permiten la creación de tokens propios. En este caso, las posibilidades son múltiples.

 

 

Edición 1 (01/25/2018)

Redactada y aprobada por

Joaquim Iborra Posadas

joaquim.iborra.rehabi-li-tar.com

Ignacio Baixauli Quiles

ignacio.baixauli.rehabi-li-tar.com

Comments